TECNOESPACIO

Expresión y tareas

¿Y… después de muertos?

Por Monti

L os mexicanos tenemos tradiciones que nos llenan de orgullo. Compramos la “alegría” en un cuadrito de amaranto, disfrutamos de los “huesitos” en masa horneada que conseguimos en cualquier panadería, colocamos el nombre de algún conocido en una calavera de chocolate sin que esto signifique que le estamos deseando la muerte.

Sin fines propagandísticos de alguna religión, me es grato comentar que el sermón del sacerdote en misa de “Todos los Santos” es bueno para reflexionar.

Sí, el 2 de noviembre en mi familia es tradición asistir al panteón donde reposan los restos de nuestros seres queridos, además de la ofrenda que realizamos en casa, ese día llevamos flores y adornamos las tumbas.

Pero, regresando al sermón del padre, advirtió que no solamente es llevar un presente a los “muertos” sino lo qué pasa con los seres queridos que están vivos y quizá no visitamos. Realmente es cierto, cuantos “te quiero” no quedan atorados en nuestra garganta y se ahogan tras un suspiro anónimo, cuántos abrazos se han quedado en duda por temor o pena…

Lo esencial del sermón fueron las preguntas finales ¿Ustedes, están listos para morir? ¿Han realizado todo lo que desean? y finalmente ¿Cómo te estás preparando para tu último día?

 Sin ser fatalistas pensando que tal vez mañana no despertáremos, la lección del sacerdote es buena, en el sentido de meditar con respecto a lo único seguro que tenemos el día que nacemos: la muerte. El rehusarnos a pensar en ello es quizá la causa de que cuando llega es tan dolorosa.

Día de muertos: la añoranza de las personas que ya no están con nosotros, de aquello que fue o quisimos que fuera ¿Por qué añorar algo que podemos vivir ahora? Leí de un escritor brasileño “Más triste de lo que acontece, es lo que nunca aconteció”, estas palabras, en lo personal, son muy significativas.

¿Por qué las cruces no tienen a Jesús?

Dentro del discurso religioso, se mencionó por qué en los panteones hay cruses sin la imagen de Jesús Crucificado. Esto se debe a la creencia católica de la resurrección donde la ausencia de Jesús en la cruz simboliza la victoria del mismo sobre la muerte, ya que según las escrituras, Cristo resucito al tercer día.

 Por tanto una cruz sin Jesús sobre una tumba simboliza para los católicos la esperanza de que nuestros difuntos resuciten, según las escrituras, y venzan a la muerte.

Anuncios

3/noviembre/2009 Posted by | Generales | , , | Deja un comentario

Opiniones

El otro día, estaba platicanco con mi compañera “monitajareli” sobre el porqué Hitler había sido tan cruel y despiadado con los Judíos durante la guerra… le comenté que había sido algo así como un, “ojo por ojo”.
Digo, lo comenté porque en la Biblia se relatan muchas historias atroces que cometieron los judíos. Por ejemplo, hace un rato que volví a repasar el libro me tocó leer lo siguiente.

Dt 7,1-3 “Yavé, tu Dios, te introducirá en la tierra adonde vas y que pasará a ser tuya; arrojará delante de ti a muchos pueblos, al heteo y al guergaseo, al amorreo y al cananeo, al fareceo, al jeveo y al jebuseo, siete naciones mucho más numerosas y poderosas que tú. Cuando las entregue en tus manos y tú las derrotes, las exterminarás según la ley del anatema. No harás alianza ni con ellas ni les tendrás compasión. No te emparentarás con ellas, dando tus hijas a sus hijos, ni tomando sus hijas para tus hijos”.

Y esa es sólo una de las tantas partes en dónde la Biblia menciona la severidad de los judios para/con los otros pueblos ajenos. Puede ser que él pensara algo así como – por qué no ser cruel con un pueblo que lo ha sido a lo largo de su historia.-

O qué les parece la historia de Gén 34, que para no hacérselas larga sólo transcribiré los versículos 1-2,11-12, 15, 19, 25-29. De ustedes dependerá leerla completa.

“Dina, la hija que Lía dio a Jacob, salió un día a visitar a las mujeres de aquel país. La vio Siquem, hijo de Hamor el jeveo, príncipe de aquella tierra, y la tomó; se acostó con ella y la violó.
Siquem dijo al padre y a los hermanos de Dina – Les ruego que me perdonen. Yo les daré todo lo que ustedes me pidan. Impóngame un precio y regalos de valor, y yo les pagaré lo que quieran, pero denme a la muchacha por esposa.-
-Daremos nuestro consentimiento con una sola condición: que se hagan iguales a nosotros, y circunden a todos los varones que hay entre estudes.-
El joven no tardó en hacer lo que se le pedía, porque estaba enamorado de la hija de Jacob; además, Siquem era el de más prestigio e influencia en la familia de su padre.
Al tercer día, cuando estaban más doloridos, dos hijos de Jacob, Simeón y Leví, hermanos de Dina, agarraron sus espadas, entraron en la ciudad sin peligro y mataron a todos los varones. Mataron a Hamor y a su hijo Siquem, y tomaron a Dina de la casa de Siquem, se fueron.
Los demás hijos de Jacob pasaron sobre los muertos y saqueraron la ciudad.
Se apoderadon de sus vacas, ovejas, burros y de todo lo que había en la ciudad o en el campo. Se llevaron como botín todas las riquezas, a las mujeres y a los niños, y saqueron todo lo que encontraron dentro de las casas.”

Al fin y al cabo, yo sólo escribo lo que pienso respecto al tema, no tengo nada contra los judíos ni contra Hitler, pero con las historias antes mencionadas y otras de la Biblia; y aún viendo lo que hacen actualmente contra los jordanos, sí me proclamo a favor del fürher cuando dice en su libro Mi Lucha, página 56, “el estado judio no estuvo jamas circunscrito a fronteras materiales; su limites abarcan el universo, pero conciernen a una sola raza. Por eso el pueblo judio formo siempre un estado dentro de otro estado.”
¿Pero ustedes, qué opinan?…

11/octubre/2009 Posted by | Generales | , | 2 comentarios